Cómo la Ley de Inmigración Protege a las Víctimas de Violencia Doméstica

Un chico ciudadano conoce a una chica inmigrante. Luego de corresponder por meses a través del internet, se conocen en persona y él viaja a verla en su país. Se enamoran perdidamente. Hacen planes de boda, y ella viaja a los EEUU bajo una Visa K-1 de prometidos. Celebran una boda preciosa, y con el pasar del tiempo, tienen dos hermosos hijos.

Pero luego, todo cambia.

Él comienza a maltratarla. Llega todas las noches ebrio. Le grita, le pelea, y después de unos meses él comienza a golpearla. Ella, atemorizada, no tiene a dónde ir. No tiene familiares en los Estados Unidos, y tampoco tiene cómo escapar del abuso al cual su esposo le somete a diario. Peor aún, su visa expiró y ahora si sale del país, no podrá entrar. Está en los Estados Unidos de forma ilegal. No puede trabajar, y tampoco puede escapar.

Por desgracia, esta historia es demasiado común.

Afortunadamente, la Ley de Inmigración de los Estados Unidos provee varias protecciones para las víctimas de violencia de género que son inmigrantes. No importa si la víctima es hombre o mujer. La ley, titulada Violence Against Women Act (VAWA) ofrece ciertas protecciones y beneficios para quienes sufren de violencia doméstica.

Los requisitos son los siguientes:

1. Entrar en una relación matrimonial (casarse) de manera real y fidedigna.

Esta relación tiene que ser real, y tienen que vivir juntos. El matrimonio no puede ser con el único propósito de de inmigrar a los EEUU.

2. Sufrir un patrón de maltrato o abuso.

El maltrato puede ser físico, emocional o económico.

Para gozar de las protecciones de la ley VAWA, no es necesario permanecer casados. Se puede divorciar de su pareja abusiva, pero tiene un máximo de dos (2) años para acogerse a la protección. Si vuelve a casarse con otra persona antes de solicitar, pierde los beneficios.

De ordinario, es el cónyuge ciudadano quien solicita la residencia permanente de su nueva pareja. El ciudadano es el peticionario del ajuste de estatus de visado a residente permanente. Pero, ¿qué ocurre cuando ese mismo ciudadano abusivo ahora tiene de rehén a su pareja?

Podría suceder que el ciudadano jamás solicite el ajuste de estatus inmigratorio, y su pareja esté sometida a su voluntad. Aunque parezca que no hay salida, el esposo o esposa inmigrante puede solicitar por su propia cuenta su ajuste de estatus. A esto se le conoce como una “Auto-Petición” (Self-Petition). No requiere auspicio del cónyuge ciudadano o residente permanente, ni tan siquiera su opinión se toma en cuenta. La pareja inmigrante presenta la solicitud como víctima de violencia doméstica, y luego puede solicitar su Residencia Permanente o Ciudadanía.

No sólo es para cónyuges de ciudadanos o residentes permanentes, también pueden solicitar viudos(as), dentro del mismo tiempo de dos (2) años desde la fecha de fallecimiento.

La ley VAWA también protege a sus hijos.

Si sus hijos son maltratados por un ciudadano o residente permanente, la protección es idéntica como si fuera usted la víctima.

Por otro lado, la ley VAWA provee dos protecciones adicionales esenciales que convierten a la víctima del abuso doméstico en peticionario prioritario:

  • No importa que esté de manera ilegal en los Estados Unidos, si el maltrato ocurrió luego de entrar.

Esto significa que pudo haber violado los términos de su visa de entrada, o haber entrado sin visa. Si no pudo arreglar su estatus inmigratorio mientras duraba su relación abusiva, la ley VAWA le ofrece la oportunidad de arreglarlo.

  • No existen cuotas anuales máximas, y los tiempos de espera para solicitar el Green Card son mucho más cortos.

¿Cómo le hago?

Primero, Complete el Formulario I-360.

Este formulario le categoriza como víctima de violencia doméstica. Deberá someter toda la evidencia para comprobar que se casó de manera real y que ha sido sometido(a) un patrón de maltrato o crueldad.

Para solicitar, necesitará prueba de su matrimonio y de la ocurrencia del maltrato. Esta evidencia puede ser:

  • Certificado de Matrimonio.
  • Reporte de la policía.
  • Documentos de la corte si acusan criminalmente a su cónyuge.
  • Récords médicos, psiquiátricos o sociales.
  • Relatos de testigos que presenciaron el patrón de maltrato.
  • Su propio testimonio.

¿Y qué hago después?

Luego de que le categoricen como víctima de violencia doméstica, puede proceder a solicitar por su propia cuenta la Residencia Permanente, o la Ciudadanía.

En resumen:

Si usted es víctima de violencia doméstica por parte de su pareja ciudadana o residente permanente, puede acogerse a los beneficios de la ley VAWA para arreglar su estatus inmigratorio, solicitar la residencia permanente, y hasta obtener la ciudadanía.

Claramente, existen otros requisitos adicionales para solicitar, así que es ideal buscar ayuda legal antes de proceder. Un abogado de inmigración puede asegurar que el proceso se hará de la manera correcta y efectiva, y lograr que su petición sea diligenciada adecuadamente.

Member

  • aba
  • asociacion
  • aila

Contáctenos Christian Frank

Dirección:
USADefend, LLC
747 Sheridan Blvd 8E
Lakewood, CO 80214
Tel. 303.993.1973

Colorado:
1625 17th Street
Denver, CO 80202
303.993.1973