Cinco Consejos para Seguir Durante el Proceso de Remocion o Deportacion

Recibir un Aviso de Comparecencia (Notice to Appear, Formulario I-862) podría sentirse como el fin del mundo, pero no tiene que ser así. Aunque es de preocuparse, especialmente si estás fuera de status (en otras palabras, si tu estatus de inmigración actual o visa han expirado, has sido convicto recientemente por un delito, o entraste ilegalmente a los Estados Unidos), existen varias alternativas que podrían aliviar, o combatir el proceso de remoción o deportación.

Primero, vamos a colocar algunas cosas en perspectiva. Si su visa ha expirado, es muy malo. Si entró a los Estados Unidos ilegalmente, pues es peor. Pero, estos consejos no son para nada una guía infalible de cómo “ganarle al sistema”. Existen dos clases de inmigrantes ilegales, los que han sido atrapados, y los que van a atrapar. No es cuestión de “si lo atrapan”, es cuestión de “cuando lo atrapen”.

Afortunadamente, la gran mayoría de los inmigrantes son personas decentes, trabajadoras, y muy buenas, con familias que los aman muchísimo. Sólo quieren obtener el gran “Sueño Americano”, pero nuestro sistema de inmigración actual está repleto de obstáculos, y estos son dificilísimos de sobrellevar. Los siguientes consejos son para ellos. En fin, quizás le sirvan a cualquiera. A veces, un ciudadano estadounidense recibirá un Aviso de Comparecencia. El gobierno está repleto de personas, y las personas tienen la mala costumbre de equivocarse.

Ya. Basta con el editorial. Ahora pasemos a Cinco Consejos Prácticos para seguir durante el proceso remoción o deportación.

Consejo 1: No entre en pánico.

Claro, es más fácil decirlo que hacerlo. Quizás sienta que en cualquier momento los agentes de ICE bajarán de un helicóptero Blackhawk a las #2 de la madrugada, entren a través de sus ventanas, tumben la puerta, y arrasen con todo el mundo en su casa, incluyendo al gato, pero la realidad es que el proceso de remoción o deportación es mucho más lento. Por lo general, comienza con un roce con la ley. Una violación de tránsito, una solicitud de empleo, y hasta un cheque sin fondos. Puede que lo reporten al USCIS, pero los agentes de ICE armados hasta los dientes no tumbarán su puerta, ni arrestarán a todo el mundo de madrugada.

Usted recibirá un Aviso de Comparecencia (“Notice to Appear”, o NTA, Formulario I-862) por correo. Una carta. Así es, una carta.

Podría recibirla por correo, o alguien podría entregársela a la mano. De ambas formas, el proceso de remoción comienza con esta carta.

Lo que luego usted haga con esta carta es de suma importancia. No la tire. No la ignore. No la deje para luego. Si lo hace, los agentes eventualmente llegarán. Pero por ahora, tome en cuenta que le han emplazado para comparecer a una audiencia ante un juez de inmigración en al menos 10 días. Y más le vale que esté allí cuando diga la carta.

Consejo 2: Participe del proceso.

Esto es lo que hay que hacer luego del Consejo #1: Participe. Tiene que participar. No hay otra manera de defenderse, o defender a sus seres queridos. No hacer nada sólo logrará que lo deporten.

Pero, si participa del proceso de remoción o deportación, su probabilidad de éxito aumenta y por mucho. Quizás cualifique para una prórroga (dilatar su remoción), quizás cualifique para una exención (una excusa para que no lo deporten), quizás cualifique para una defensa (un argument jurídico que pondría fin al proceso), quizás cualifique para un relevo (una excepción especial), pero ninguna de ellas funcionará si no participa del proceso.

La participación es un requisito activo de su defensa. Eso significa que tiene que activamente hacer algo, porque es la única forma de defenderse. Ahora, no hacer nada podría ser una manera silente de objetar al proceso, o ventilar su opinión en contra del sistema, pero sepa que de seguro lo van a deportar si no hace nada. Su oposición silente lo colocará en un vuelo de regreso a su país de origen, en donde tendrá todo el tiempo del mundo para protestar en el exilio.

Por otro lado, si participa y desarrolla una defensa activa, batalla contra del sistema, ventila su opinión en contra y podría lograr muchísimo más. Puede comprobar que es una persona trabajadora, un integrante útil de la sociedad norteamericana, y que merece una oportunidad de obtener el sueño norteamericano como cualquiera. Y eso sólo puede lograrse participando del proceso de remoción.

Usted necesita actuar.

Eso significa que debe comparecer a la audiencia ante el juez de inmigración, tiene que presentar formularios y documentos, tiene que recopilar información, y necesita buscar ayuda. Necesita hacer a un lado su rutina diaria, y comenzar a luchar en contra de un proceso que se ha iniciado en su contra. Pero si no participa, el proceso y el sistema ganan. Y usted pierde.

Consejo #3: Recopile información.

Justo después de optar por participar del proceso, lo mejor que puede hacer para ayudar su defensa es recopilar información. A esto le llamo la “Fase de la Hormiga y la Cigarra”. ¿Recuerda la fábula donde la hormiga se mata trabajando recogiendo suministros para el invierno, mientras la cigarra se divertía? ¿Y saben quien gana al final? La hormiga. La hormiga se fajó trabajando y recogiendo, y la cigarra murió de frío al final. Usted es la hormiga. Sea la hormiga. Rebusque ahí. El invierno se acerca.

Necesita comprobar cuándo entró al país, por qué entró, cómo entró, con quién vive, quién depende de usted, cómo viven, y por qué se quiere o necesita quedarse. Imagine que esta información es su tablón de colores que lo ayudará a pintar el cuadro de su vida, quién es usted, quién es su familia, y cómo todos viven día a día. Pueden ser documentos, recibos, fotografías, cartas, videos, publicaciones en medios sociales, invitaciones, postales, talonarios de sueldo, facturas, estados de cuentas o de tarjetas de crédito. En fin…cualquier cosa que lo ayude a describir en detalle cuán decente, trabajador, responsable, amoroso y bueno es usted.

No hay un parámetro específico de qué o de cuánto necesita recopilar, pero todo cuenta. Tome notas sobre lo que tiene, y lo que podría conseguir luego. Organice, categorice, y documente todo lo que usted tenga de la mejor manera que pueda. A la larga, esto le ayudará a usted, o a su representante. Mientras más información recopile, mejor. Ahora, deberá alcanzar un balance entre calidad y cantidad, así que muchos documentos no-tan-buenos quizás no sean igual de efectivos como una buena y confiable fuente de evidencia, pero siempre es mejor irse a la segura. Es mejor estar del lado de “Aquí lo tengo”, que del lado de “Tome mi palabra, por favor.”

Consejo #4: El tiempo es su aliado.

El reloj corre sin cesar. Pero, en los casos de remoción o deportación, el tiempo a veces es su mejor amigo. Mientras más tiempo lleve en los Estados Unidos, por lo general, mejor le irá. Ahora, esto no significa que es mejor mientras más tiempo lleve luego de vencida su visa, o mientras más lleve fuera de status. Oh no, por el contrario. Mientras más permanezca en los Estados Unidos de manera ilegal, mayor será la penalidad. Podría afrontar una prohibición absoluta de entrada de 3 a 10 años. En algunos casos es mejor marcharse, pero eso es otro tema. Pero, ya que ha recibido un Aviso de Comparecencia, ya está en la mirilla del USCIS.

¿Recuerda que comenzamos con “No entre en pánico”? En parte, es porque el proceso es desesperantemente lento.

Mientras más se dilate el proceso, más tiempo tendrá para comprobar que es un integrante decente de la sociedad estadounidense. En adición, cualquier decisión apresurada que tome, sin tener disponible el marco completo de información y sin buscar ayuda de seguro serán su peor decisión. Apresurar su regreso a su país de origen sin conocer cuales hubiesen sido sus opciones podrían privarle de presentar una extensión (una extensión es un retraso al proceso), o una exención (una exención es una razón por la cual usted no merece que lo deporten). Así que actúe de prisa, pero sepa de antemano que el proceso en sí es extenuante, y toma mucho, mucho, mucho tiempo. Toma mucho tiempo solicitar, toma mucho tiempo en procesarse, y toma mucho tiempo en que lo deporten. Este retraso le brinda la oportunidad de prepararse, y presentar su mejor defensa en contra de la remoción y deportación.

Consejo #5: Busque ayuda. Rápidamente.

El último consejo es definitivamente mucho más importante que todos los demás juntos: Busque ayuda. Busque ayuda legal. Búsquese un abogado o abogada.

No importa si tiene o no el dinero para contratarlo. Existen muchas, pero que muchas organizaciones sin fines de lucro a través de los Estados Unidos que ofrecen asesoría y representación legal gratuita para inmigrantes, así que busque una en Google, y mejor tenga a un amigo de su lado que sepa lo que tiene que hacer. Obtener asesoría legal es sin duda la clave del éxito. Sí, podría lograrlo usted mismo. Y también podría jugarse la suerte haciéndose una operación médica usted mismo. Podría tener suerte, pero no creo en la suerte.

“La suerte es lo que sucede cuando la preparación se encuentra con la oportunidad.” – Séneca

Así que salga y búsquese alguien que le ayude. Definitivamente no está sólo. No es la primera persona en pasar por esto, ni será la última. Definitivamente no es la única. Busque en línea, pregúntele a todo el mundo a su alrededor, busque opiniones, y encuentre ayuda. La ayuda está allá afuera, pero tiene que (según el Consejo 3) buscarla.

Su abogado puede ayudarle a recopilar información de calidad, organizar esa información, y conoce cómo relatar esa información por usted. El Derecho Inmigratorio está repleto de mentiras, medias verdades y asuntos complejos, así que tener un guía de su lado para ayudarle es absolutamente esencial. Existen cientos de documentos, publicaciones y formularios, cientos de casos y precedentes jurídicos, y muchos, muchos. muchos argumentos que su abogado sabrá cómo armar específicamente para su caso. Como dije: no hay forma de “ganarle al sistema”, pero su abogado definitivamente sabrá cómo navegarlo.

Por último, la defensa de deportación es un trabajo de equipo. Tanto usted, como su abogado o abogada tendrán que trabajar juntos por la misma meta. Juntos armados, preparados y organizados su probabilidad de éxito aumentan exponencialmente. Después de todo, de eso se trata, aumentar su probabilidad de éxito. No hay trucos, no hay artífices, no hay secretos, y sobre todo, nunca hay atajos. Por suerte, existe ayuda. Sólo hay que pedirla.

Con eso termino mis Cinco Consejos prácticos para seguir durante el proceso remoción o deportación. Comparte esta lista con sus amistades, porque quizás ellos también la necesiten. Cuéntanos en los comentarios si has pasado por este proceso, y cómo te fue. Comparte su historia. Ten la plena libertad de añadir tus propios consejos, y diga que piensa sobre los míos. También, puedes decírmelo por Twitter: @boricualaw

Member

  • aba
  • asociacion
  • aila

Contáctenos Christian Frank

Dirección:
USADefend, LLC
747 Sheridan Blvd 8E
Lakewood, CO 80214
Tel. 303.993.1973

Colorado:
1625 17th Street
Denver, CO 80202
303.993.1973